El registro y el inicio de sesión son necesarios para enviar elementos en línea y para comprobar el estado de los envíos recientes. Ir a Iniciar sesión a una cuenta existente o Registrar una nueva cuenta.


El Comité Editorial de AHIg programa anualmente la sección de estudios con carácter monográfico y encarga, por ello, los artículos correspondientes. Estos deberán ser inéditos y adecuarse a los modos de citar de la revista (vide infra).

Los originales han de ser enviados al director de Anuario de Historia de la Iglesia (AHIg) antes del 30 de noviembre, a la siguiente dirección: Anuario de Historia de la Iglesia / Edificio de Facultades Eclesiásticas / Universidad de Navarra / 31009 Pamplona / España. Se enviarán impresos y en soporte informático, es decir, en disquete, CD, o por correo electrónico como archivo adjunto a la dirección de correo electrónico ahig@unav.es. En cualquier caso, sólo se admitirán en formato Word o bien en rtf.

La revista no realizará ningún cobro por el envío de artículos ni por su procesamiento, que son totalmente gratuitos.

Una vez recibidos los textos, dos miembros del Comité Editorial hacen una primera evaluación de su calidad científica y del cumplimiento de los requisitos formales exigidos por la Revista. En el plazo de entre uno y tres meses se comunicará al autor del artículo si su trabajo pasa a la evaluación externa. Si el parecer es favorable se envía a dos árbitros externos junto con un cuestionario para evaluar su calidad científica. Estos revisores no tendrán conocimiento de la identidad del autor ni viceversa. Las posibles respuestas de los expertos son: a) Aceptar tal como está; b) Revisar y aceptar; c) Revisar y reconsiderar; d) Declinar. En caso de disparidad de pareceres entre los evaluadores se enviará a un tercero cuya decisión será vinculante. No hay apelación posible ante el dictamen definitivo. Al autor que se le pidan modificaciones en su artículo tendrá un plazo de 15 días para realizarlas.

Los autores son responsables del contenido de sus manuscritos. Los artículos con un alto grado de similitud a trabajos previamente publicados, entre los que se incluyen las propias obras del autor, serán considerados como plagio (ver Política antiplagio).

Los autores que deseen incluir imágenes, figuras, tablas o pasajes de texto que ya se hayan publicado en otro lugar, deben obtener el permiso del propietario de los derechos de autor para el formato impreso y en línea e incluir evidencia de que dicho permiso se ha otorgado al presentar sus documentos. Se supondrá que cualquier material recibido sin dicha evidencia proviene de los autores.

La revista se estructura en cinco secciones: Estudios, Historiografía y bibliografía, Conversaciones, Crónicas y Reseñas.

Los Estudios tendrán una extensión máxima de 12 000 palabras, incluidas notas al pie (unas 20 páginas -60 000 caracteres- a interlineado sencillo, en Times New Roman 12). El título irá en español e inglés, y se incluirá tras él un resumen de cien palabras también en ambos idiomas, así como tres o cuatro palabras clave (keywords). El cuerpo del texto normalmente estará redactado en castellano, aunque ocasionalmente se publicarán originales redactados en los principales idiomas. El artículo se cerrará con una Bibliografía final que recogerá las obras y archivos citados en el cuerpo del trabajo. Los autores de los estudios recibirán la separata de su trabajo en formato PDF.

Los trabajos para la sección de Historiografía y bibliografía tendrán también una extensión máxima de 12 000 palabras. El título irá en español e inglés, y se incluirá tras él un resumen de cien palabras también en ambos idiomas, así como tres o cuatro palabras clave (keywords). Todas las referencias bibliográficas (tanto en nota como en el texto) deben ajustarse al código de estilo (o modos de citar) de AHIg. El artículo se cerrará con una Bibliografía final que recogerá las obras y archivos citados en el cuerpo del trabajo. Los colaboradores de esta sección recibirán la separata de su trabajo en formato PDF.

Las Crónicas no excederán de 2 500 palabras (4 páginas, 12 000 caracteres). Las crónicas se distribuirán por subsecciones, según los temas. Las notas deben figurar siempre a pie de página. Asimismo, al final de la colaboración debe constar el nombre y apellidos del autor, su institución (Universidad, Academia, Instituto, etc.), la dirección postal completa de esta institución y e-mail, si lo tiene; a no ser que el autor prefiera dar su dirección privada, siempre con el e-mail, si es posible.

Las Reseñas bibliográficas tendrán alrededor de 600 palabras (una página, tres mil caracteres). En el encabezamiento deberá figurar el nombre propio completo del autor del libro (en negrita y versales), título (en itálica), la editorial y la colección en que se publica el libro, ciudad, año y número de páginas (todo en redonda). Además, conviene indicar –en el cuerpo de la reseña- quién es el autor del libro (cargo académico, lugar de trabajo, etc.). Nunca incluirán notas a pie de página. El reseñador firmará con su nombre completo y la institución donde trabaja.

El Comité Editorial de AHIg se reserva el derecho de realizar los cambios de detalle que sean necesarios para adaptar los escritos a las normas de estilo y presentación de la revista. Después de su publicación, los autores podrán utilizar sus textos con total libertad, citando «Anuario de Historia de la Iglesia» como lugar original de su publicación.

Las opiniones expuestas en los distintos trabajos publicados en AHIg son de responsabilidad exclusiva de los autores.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y BIBLIOGRAFÍA FINAL

La primera vez que se cita una obra o un artículo en nota al pie, se debe dar la referencia completa. Si se siguen varias referencias en una misma nota, estas se separan con punto y coma.

LIBROS
En el caso de una obra, esta seguirá la estructura siguiente: Nombre del autor [entero, no solo la inicial] Apellido/s del autor, Título. Subtítulo (Colección, ooo), Lugar [en la lengua de publicación del artículo; sin añadir la editorial], fecha, p. ooo. Las menciones tipos Actas del Coloquio... son tomados en cuenta como subtítulos y se reproducen tal como figuran sobre la página del título. Si se trata de una obra colectiva, se indica los apellidos de los editores científicos seguidos de la mención (ed.). Si la obra contiene varios tomos, se puede indicar el título de uno de los tomos citados si contiene una información necesaria. En este caso, se pondrá en itálica, precedido de la abreviatura t. (antes que vol. o Bd.) y del número de tomo en números árabes. El lugar de aparición sigue al título (o, eventualmente, la colección) precedido de una coma.

Ejemplos:
José Antonio Iñiguez Herrero, Arqueología cristiana, (Manuales de Teología, 37), Pamplona, 2000, pp. 30-32.
Josep-Ignasi Saranyana (dir.) – Carmen José Alejos Grau (coord.), Teología en América Latina, 3 t, Madrid-Frankfurt, 1999-2008, t. 2/1: Carmen José Alejos Grau (coord.), Escolástica barroca, Ilustración y preparación de la Independencia (1665-1810), 2005, p. 657.
Nombre Apellido, Título, tomos, (Colección), Ciudad, Año, p. 000.

Los nombres de autores anteriores al siglo dieciséis (incluidos los autores de textos de los cuales poseemos una edición moderna) se escriben en caracteres espaciados (no en versalita). El nombre se traduce al español, si se puede reconocer en esa forma. El nombre del editor científico se pone en letra versalita después del título, precedido de ed. por.

Agustín de Hipona, Confesiones, ed. por Primitivo Tineo, Madrid, 2003.

Cuando una referencia se repite, se abrevia, haciendo seguir la abreviatura de tres puntos suspensivos y reenviando a la nota donde aparece la referencia completa.
José Antonio Íñiguez Herrero, Arqueología…[ver n. 15], p.56.

ARTÍCULO
La referencia de un artículo seguirá el siguiente esquema: Nombre del autor [entero, no solo la inicial] Apellido/s del autor, Título del artículo, en Título de la revista, ooo [numeración del tomo] (oooo [año de aparición]), p. ooo-ooo.

José Orlandis, Oriente y Occidente cristianos (1054-2004). Novecientos cincuenta años de Cisma, en Anuario de Historia de la Iglesia, 13 (2004), pp. 247-256.
Nombre Apellido, Título del artículo, en Título de la revista, número del tomo (Año), pp. 000-000.

La referencia de un artículo dentro de una obra colectiva se citará de la siguiente manera:  Nombre del autor [entero, no solo la inicial] Apellido/s del autor, Título del artículo, en [referencia de la obra colectiva, siguiendo las normas de los libros].
Elisabeth Reinhardt, La «oración de Wessobrunn» (ca. 800) y la evangelización de Baviera, en Enrique de la Lama et al. (eds.), Dos mil años de evangelización. Los grandes ciclos evangelizadores, Pamplona, 2001, pp. 15-30.
Nombre Apellido, Título del artículo, en Nombre Apellido (ed.), Título de la obra colectiva, Ciudad, Año, pp. 000-000.

Cuando una revista adopta una paginación en fascículos dentro de un mismo tomo, hay que añadir el número de fascículo después del año.
Juan Antonio Gil Tamayo, La Iglesia como «sacramentum unitatis» en Cipriano de Cartago, en Scripta Theologica, 39 (2007/2), pp. 337-367.

Una referencia que no va en nota se pone entre paréntesis después de una citación entre comillas, pero siempre antes del punto final: «Bienaventurados los pobres de espíritu porque ellos verán a Dios» (Mt 5, 3).

ARCHIVOS
La citación de documentos de archivos se hace de la siguiente manera. Se indica el lugar y el nombre del archivo donde está depositado (en versalita); el nombre del fondo o de las partes del fondo (en itálica); los nombres, número y fecha del documento (en redonda); cada uno de estos elementos se separa de los otros por una coma en redondilla.
Roma, Archivio Segreto Vaticano, Concilio Vaticano II, busta 681, Segreteria Generale. Progetto di un Concilio 1923, fos 1-81.

El nombre del depósito y del fondo puede abreviarse de la manera siguiente y siempre que tengan una abreviatura ya admitida o recomendada por el propio Archivo:
Rome, Archivio Segreto Vaticano [= asv], Concilio Vaticano II [=Conc. Vat. II].

MANUSCRITOS
Para citar manuscritos se emplea la sigla Ms., después se indica el nombre de lugar (en versalita y en la lengua del artículo), el de la biblioteca donde se encuentra (en versalita), el nombre del fondo, si existe (en itálica); la signatura y la foliación. Cada uno de estos elementos se encuentra separado por una coma en redondilla. Se puede añadir, entre paréntesis, una numeración de catálogo y la designación tradicional o el título del manuscrito.
ms. Paris, Biblioteque Nationale, Lat. 12089, fº 103r.

ILUSTRACIONES
Las ilustraciones que acompañen al texto (fotografías, dibujos, grabados…) deben ser significativas para la comprensión del artículo. Se publicarán en blanco y negro, aunque el original puede llegar a la redacción en color. Se enviarán en formato JPG/TIF y en la máxima resolución posible. A cada ilustración se adjuntará un pie de página explicativo y la correspondiente cláusula: por gentil concesión de/con permiso de (o una frase similar). Los autores de los artículos negociarán los derechos de reproducción de las ilustraciones que quieran publicar, en caso de que no sean propias o no sean de libre disposición.


BIBLIOGRAFÍA FINAL
Todas las referencias bibliográficas o archivísticas citadas en las notas al pie a lo largo del artículo deberán aparecer por orden alfabético (primero apellido/s luego nombre), distinguiendo referencias archivísticas de bibliográficas, en una Bibliografía final. Se repetirá el nombre del autor si se citan varias obras del mismo.


REGLAS DE REDACCIÓN

ABREVIATURAS Y SÍMBOLOS
Las abreviaturas son útiles porque permiten ganar espacio. Sin embargo, hay que procurar no abusar de ellas, complicando la lectura. Su uso es más habitual en las notas al pie que en el cuerpo del texto. Si se usan, se hará de manera sistemática (con una excepción, la última palabra de un párrafo jamás se abrevia). Las abreviaturas siempre se cierran con un punto. Si tras una abreviatura hay puntos suspensivos, se escriben cuatro puntos. Una palabra que permite varias abreviaturas (c., cap., cap.º) deberá abreviarse siempre del mismo modo en todo el artículo. Las abreviaturas de tratamiento solo deben usarse cuando anteceden al nombre propio (Mons. Cagliero). Las abreviaturas formadas por contracción que presenten una letra volada, llevan el punto antes de la volada, nunca después (cap.º). Las abreviaturas mantienen la tilde en caso de incluir la vocal que la lleva en la palabra desarrollada (Cía= Compañía).

Habitualmente se emplean las siguientes abreviaturas:
A., AA.: Autor, autores
A. T.: Antiguo Testamento
a. C.: Antes de Cristo
art. Art.º: Artículo
Arz.: Arzobispo
bibl.: Biblioteca
Cf. cfr.: Confróntese
c., cap. , cap.º: Capítulo (s)
col.: Columna (s)
d. C.: Después de Cristo
D.: Don
Dña.: Doña
dicc.: Diccionario
doc.: Documento
Ed.: Editorial, edición
etc.: Et cetera
f, fol. ff., fols.: Folio, folios
fasc.: Fascículo
Ibíd.: Ibidem
Íd.: Idem
loc. cit: En el lugar citado
Mons.: Monseñor
ms.: Manuscrito
mss.: Manuscritos
n.: Nota
N. del T.: Nota del Traductor
N. T.: Nuevo Testamento
n.º, núm.: Número
n.os, núms.: Números
n. s.: Nueva serie
Ob.: Obispo
op. cit.: Obra citada
p., pág.: Página
pp., págs.: Páginas
p. ej.: Por ejemplo
r.º: Recto (si le precede un número, va pegada a él: 15ro)
s.: Siglo
S.: Santo
Sta.: Santa
s. a.: Sin año
s. d.: Sine data
s. l.: Sin indicación de lugar
t.: Tomo
trad.: Traductor
v.º: Vuelto (si le precede un número, va pegada a él: 15vº)
VV. AA.: Varios autores
vid.: Vide
vol.: Volumen

Las abreviaturas de palabras en lenguas extranjeras se escriben en itálica. Para los acrónimos de libros, revistas o colecciones, se consultará: Siegfried M. Schwertner , IATG3 Internationales Abkürzungsverzeichnis für Theologie und Grenzgebiete: Zeitschriften, Serien, Lexika, Quellenwerke mit bibliographischen Angaben, Walter de Gruyter, Berlin - New York 32014.

Los textos bíblicos se citarán usando los símbolos de la Biblia de Jerusalén. Ejemplos:
Lc 15, 2; Is 3, 4-8; Gn 6, 1 Co 5.15
No se introducirá espacio entre los diferentes números. El guión indica una referencia que se extiende a varios versículos seguidos o a varios capítulos seguidos; un punto separa dos versículos que no están seguidos.

Los símbolos se escriben siempre sin punto y no llevan tilde. Otros símbolos de uso común: @ arroba; N, S, E, O puntos cardinales y sus compuestos; † fallecido; % tanto por ciento; § párrafo; € euro

Tanto para las abreviaturas como para los símbolos se aceptarán todos los que están admitidos por la Real Academia Española.

ACENTUACIÓN
Hay que acentuar todas las palabras, también las mayúsculas y las versales.

NOTA AL PIE
La nota al pie es una cifra en superíndice. Se coloca inmediatamente después de la palabra sobre la cual hace referencia la nota (por lo tanto antes de todo signo de puntuación, pero después de un punto de abreviatura). Así: el día de autos3, (es decir, el cinco de mayo4).

NÚMEROS
Salvo en raras ocasiones –número de ordinales de Concilios, de papas, de reyes…, compuestos en mayúsculas [Vaticano II, Juan XXIII, Fernando VII…]- se empleará la numeración decimal (arábiga). En las referencias de libros o artículos, se reproduce el título como en el original; si emplea números romanos se ponen en versalitas:
Álvaro Fernández de Córdova, Alejandro vi y los Reyes Católicos. Relaciones político-eclesiásticas (1492-1503), (Dissertationes. Series Theologica, t. 16), Roma, 2005.

Las cifras se escriben en letras (salvo las fechas, estadísticas o resultados de medidas precisas). En la bibliografía, el número del tomo se pone en numeración arábiga.
Al escribir números de más de cuatro cifras, se agruparán estas de tres en tres, empezando por la derecha, y separando los grupos por espacios en blanco: 8 327 451.
Nunca se escriben con puntos, comas ni blancos de separación los números referidos a años, páginas, versos, portales de vías urbanas, códigos postales, apartados de correos, números de artículos legales, decretos o leyes: año 2001, página 3142, código postal 28357.
En la expresión abreviada de los numerales ordinales, se utilizan cifras seguidas de letras voladas. Como corresponde a las abreviaturas, se escribirá punto entre la cifra y la letra volada: 1.º (primero), 2.ª (segunda), 3.er (tercer).

CITAS
Hay que citar siempre los textos estudiados. Es preferible publicar estas citas en lengua original; si no están escritas en la lengua del artículo, se citan en nota al pie de página y en el cuerpo del texto se traduce a la lengua del artículo, intentando que sea una traducción lo más fiel posible. El texto que se cita se ha de reproducir tal como está en el original (aunque use una sintaxis y ortografía desfasada). Siempre, las citas en caracteres no latinos (a excepción del griego) deben ser transcritas según un sistema reconocible.
Si la cita es corta se deja en el interior del párrafo. Si es larga, se cita en un párrafo separado, en un cuerpo más pequeño. La cita corta va entrecomillada, con comillas latinas («»). Las largas no van entrecomilladas, a menos que la cita esté en la nota a pie de página.
Ejemplos:
[…Es bien conocida la afirmación de Laplace ante Napoleón cuanto éste le hizo notar que había escrito un libro, Traité de Méchanique céleste, sin mencionar ni una  sola vez a Dios: «no he tenido necesidad de esa hipótesis». En cualquier caso, el nacimiento y asentamiento de la mecánica…]

[…a los estudiantes de noveno grado de biología, el siguiente texto:

Como toda teoría, la de Darwin está siendo comprobada en la medida en que son descubiertas nuevas evidencias. Una teoría no es un hecho. Hay lagunas en dicha teoría, para las que no hay evidencias. Una teoría se define como una explicación bien comprobada que unifica un amplio rango de observaciones4.

El juicio, que duró cuarenta días…]

Si una referencia se encuentra en múltiples lugares de la obra citada se puede indicar pássim (por todas partes), en lugar de dar el número de la página, o y pássim, después de la referencia a un número de página.

ITÁLICAS
Se escriben en itálicas:
Las palabras, frases o versículos sobre los cuales se quiere llamar la atención.
Las expresiones tomadas de una lengua extranjera, a menos que estén aceptadas en la lengua original.
Las palabras que han cambiado su significado original.
Los títulos de revistas, colecciones, libros y periódicos (pero no los nombres de los libros de la Biblia).
Los títulos de las obras de arte.
La puntuación que forma parte de un texto en itálica también se pone en itálica (pero no el número de referencia de una nota al pie).
En el interior de un texto en itálica, lo que debería ponerse en itálica se pone en redonda.

MAYÚSCULAS/MINÚSCULAS
No hay que abusar del uso de las mayúsculas. Su uso está reservado para los inicios de frase, los nombres propios y los casos previstos, que se indican a continuación. Si hay acento ortográfico se pone también la tilde en las mayúsculas.

Se escribe con mayúscula inicial:
Los nombres que designan a Dios o a las tres personas divinas, o alguna divinidad.
Los nombres propios de familias y dinastías derivados de un apellido (los Austrias).
Si un apellido español comienza por preposición, o por preposición y artículo, estos se escriben con minúscula cuando acompañan al nombre de pila (Juan de Ávalos, Pedro de la Calle); pero si se omite el nombre de pila, la preposición debe escribirse con mayúscula (señor De Ávalos, De la Calle). Si el apellido no lleva preposición, sino solamente artículo, este se escribe siempre con mayúscula, independientemente de que se anteponga o no el nombre de pila (Antonio La Orden, señor La Orden).
Los sobrenombres, apodos y seudónimos (Alfonso X el Sabio, el Libertador, el Greco).
Los nombres comunes que, por antonomasia, se utilizan para designar a una persona en lugar del nombre propio (el Doctor Angélico, el Todopoderoso, el Mesías).
Determinados nombres, cuando designan entidades o colectividades institucionales: la Universidad, el Estado, la Iglesia.
Los sustantivos y adjetivos que componen el nombre de entidades, organismos, departamentos o divisiones administrativas, edificios, monumentos, establecimientos públicos, partidos políticos, etc.
Los nombres de festividades religiosas o civiles.
Los nombres propios geográficos (continentes, países, ciudades, comarcas, mares, ríos, etc.).
Los nombres propios de calles, monumentos, edificios, barcos…
Los títulos de cuadros, poemas, obras de arte.
Los nombres de edades y épocas históricas, cómputos cronológicos, acontecimientos históricos y movimientos religiosos, políticos o culturales: (Renacimiento, Guerra Fría, Edad Media, Primera Guerra Mundial). El adjetivo especificador que acompaña, en estos casos, a los sustantivos Revolución e Imperio se escribe con minúscula: la Revolución francesa, el Imperio romano.
Los nombres de órdenes religiosas: el Carmelo, el Temple, la Merced. También se escribe con mayúscula la palabra Orden cuando acompaña al nombre propio: la Orden del Temple.
Los libros sagrados de las religiones, si se emplean sin designar el autor.
Los misterios del cristianismo empleados de modo absoluto (la Encarnación, pero no: la encarnación del Hijo de Dios).
Los títulos honoríficos (Su Majestad, Eminencia).
Los adjetivos empleados como nombres propios (el Empecinado).

Se escriben en minúscula:
Los nombres de los meses y días.
Los nombres de las religiones.
Los nombres de tribus o pueblos y de lenguas, así como los gentilicios.
Los tratamientos (usted, señor, don, fray, san(to), sor, reverendo, etc.), salvo que se escriban en abreviatura, caso en que se escriben con mayúscula.
Los títulos, cargos y nombres de dignidad como rey, papa, duque, presidente, ministro, etc., se escriben con minúscula cuando aparecen acompañados del nombre propio de la persona que los posee, o del lugar o ámbito al que corresponden.

NOTAS
Las notas van siempre al pie de página, no al final del artículo y se numeran de manera continua. En las notas a pie de página las citas van entrecomilladas y la referencia al libro o autor de la cita entre paréntesis.
«Sollecitò il parere dell'episcopato Cattolico, le cui lettere di risposta egli stesso classificò personalmente» (Carlo CONFALONIERI, Pío XI visto da vicino, p. 40).

PUNTUACIÓN
No se coloca punto al final de un título, ni después de la firma de un artículo.
Las comillas se emplean para pone en evidencia los neologismos, las palabras que se han de definir o explicar, las citas. Se usarán siempre las comillas latinas («»), luego, en su interior, las altas (“”) y después las comillas simples (‘’). El punto final de una frase se coloca después de las comillas que cierran. Lo mismo en caso de paréntesis.
Si se deben emplear paréntesis dentro de un texto que ya está entre paréntesis, se usan los corchetes ([]).
Se coloca coma delante de etc.,

TÍTULOS
Se procurará que sean claros y concisos. Hay que evitar une exceso de títulos a diferentes niveles. Los títulos no llevan punto final.

SIGNOS DE CORRECCIÓN
Para la corrección de pruebas se usaran los signos habituales.

 

Descargue aquí las instrucciones completas en PDF