Serge Cassen e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Serge Cassen e-mail(Inicie sesión)

Resumen

56
Con este artículo, se pretende ofrecer una síntesis de las diferentes fases de ocupación del entorno arqueológico del Grand Menhir y la Table des Marchands (Locmariaquer, Morbihan, Francia). Se realiza así un recorrido por la evolución del sitio basándose en los datos que han proporcionado las diferentes excavaciones desarrolladas en el lugar y los análisis de laboratorio más recientes. Hay que destacar no obstante que las diferentes fases de ocupación no tienen por qué ser sinónimo de etapas constructivas.
Por ello, la Fase 0 correspondería a la ocupación previa del lugar antes de la erección de las primeras arquitecturas monumentales. Se caracteriza por la presencia en el paleosuelo de industria lítica mesolítica (al igual que ocurre en otros túmulos de la zona) y de los primeros restos de cerámica, que marcan la transición a sociedades de carácter agrícola en torno al VI-V milenio a.C.
La Fase 1, durante el V milenio a.C, vendría marcada por la creación de hasta tres posibles líneas o barras de estelas monumentales, constatadas en las excavaciones arqueológicas por la presencia de fosas de cimentación y de una estela integrada en la tumba de corredor posterior.
Por su parte, la Fase 2 supondría la caída de estas estelas neolíticas. Los datos arqueológicos (líneas de fractura, disposición de los fragmentos del Grand Menhir...) apuntan a una caída accidental y consecutiva, que invita a plantear la hipótesis de un seísmo como causa más factible. Las fosas que habrían quedado vacías se rellenan de sedimento correspondiente a ocupaciones del Castellic, mientras que los ortostatos conservados se extrajeron para ser reutilizados en la construcción de los monumentos de Table des Marchands o Er Gran.
La Fase 3 corresponde a la erección de la tumba de corredor de Table des Marchands y de su túmulo, que sufrió una ampliación posterior.
La Fase 4 viene definida por la ruina y destrucción del monumento a lo largo de finales del IV milenio a.C. y principios del III. En fases posteriores se constatan ciertas frecuentaciones del lugar durante la Edad del Bronce, época galorromana y siglos modernos.
Finalmente, la Fase 5 correspondería a las excavaciones arqueológicas que se han ido desarrollando en el área desde el siglo XVIII.

Métricas





Search GoogleScholar


Detalles

Detalles del artículo

Sección
Estudios