Reyes Calderón Cuadrado e-mail(Inicie sesión) , José Luis Álvarez Arce e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Reyes Calderón Cuadrado e-mail(Inicie sesión)
José Luis Álvarez Arce e-mail(Inicie sesión)

Resumen

62
Este artículo sostiene que la corrupción no es un problema, sino un fenómeno extremadamente complejo. Tanto las instituciones públicas como el sector privado han mostrado una capacidad muy limitada para manejar esa complejidad, produciendo estrategias escasamente eficientes. Desde esa perspectiva, pretendemos aclarar algunos aspectos del papel desempeñado por las corporaciones en el fenómeno de la corrupción, catalogadas por algunos como agentes criminales y como víctimas por otros. Este artículo sostiene que lo opuesto a la corrupción no es la transparencia y el gobierno eficiente sino la integridad, que incluye las dos anteriores pero las supera. Desde ese convencimiento, finalmente trataremos de incitar a las empresas a involucrarse en estrategias anticorrupción eficientes.

Palabras clave

Corrupción, Complejidad, Integridad de la empresa

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Artículos