Esta revista mantiene un embargo de 2 años respecto a la edición en papel.

David Felipe Arranz Lago e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

David Felipe Arranz Lago e-mail(Inicie sesión)

Resumen

47
España y Francia se enfrentaron a lo largo del siglo XVII por el dominio del mundo, aunque sus monarcas trataron de buscar la paz mediante el enlace de Ana de Austria, hija de Felipe III, con Luis XIII, hijo de Enrique IV, el 18 de octubre de 1615 en Burgos, boda a la que asistió Quevedo. Sus respectivos validos, el Conde-Duque de Olivares y el Cardenal Richelieu, los hombres más poderosos y ambiciosos de Occidente en aquella época, basaron su política exterior en la guerra y la anexión de territorios, mientras sus monarcas se dedicaban a los grandes fastos y a la vida disoluta. Quevedo, ante todo un hombre político, fue muy crítico con esta estrategia exterior y mostró una gran preocupación por las relaciones entre ambos países; fijó su objetivo satírico en los dos validos y se vio finalmente formando parte de las filas de la oposición, encabezada por el Duque de Medinaceli, mientras este grupo buscaba una salida pacífica a la animadversión entre ambos gobiernos. Esta implicación, que fue más allá de la mera estética literaria y que consistió en una militancia y un compromiso político, le valieron la cárcel. En este trabajo examinamos varios libelos y poemas contra el Cardenal Richelieu y sus desmedidas ansias de poder, a manera de exhortación a Luis XIII.

Palabras clave

Conde-Duque de Olivares, Cardenal Richelieu, oposición al gobierno, sátira menipea, poesía política, función social de la poesía

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Varia