M. Luz Bascuñán e-mail(Inicie sesión) , A. Roizblatt e-mail(Inicie sesión) , D. Roizblatt e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

M. Luz Bascuñán e-mail(Inicie sesión)
A. Roizblatt e-mail(Inicie sesión)
D. Roizblatt e-mail(Inicie sesión)

Resumen

1144
La comunicación de malas noticias es una práctica inherente a la medicina. Las guías elaboradas para realizar esta tarea poseen un gran valor aún cuando constituyen orientaciones globales que deben ser adaptadas a cada situación particular considerando la idiosincrasia cultural propia de los actores sociales. En este contexto el presente estudio se propone explorar las prácticas de comunicación de malas noticias en distintos servicios hospitalarios de Santago-Chile con el objeto de contribuir a la formación médica y a la elaboración de políticas de salud locales. Materiales y métodos: Se utilizó una metodología cualitativa consistente en tres grupos focales con una muestra total de 33 médicos de dos hospitales de Santiago-Chile.

Resultados: la comunicación de malas noticias es una práctica frecuente para la cual no se ha recibido formación y que genera preocupación e interés en los distintos servicios hospitalarios. No se dispone de un procedimiento acordado de comunicación de malas noticias. Cada profesional ha desarrollado sus estrategias a partir de la experiencia. El informar al paciente es visto como un deber ético pero en muchos casos éste es interferido por la presión familiar. Se distinguen tipos de malas noticias y estrategias empleadas, así como aspectos facilitadores y obstaculizadores de este proceso comunicacional.

Conclusión: La vivencia del profesional es un factor central en la comunicación de malas noticias por lo que el desarrollo de mecanismos de auto-cuidado constituye un importante desafío.

Palabras clave

comunicación, malas noticias, ética médica

Métricas





Search GoogleScholar


Detalles

Detalles del artículo

Sección
Medicina y Persona