Domingo Ramos-Lissón e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Domingo Ramos-Lissón e-mail(Inicie sesión)

Resumen

23
Hay que destacar la singularidad del III Concilio toledano por la estrecha relación que guarda con la conversión de los visigodos a la fe católica. Queda patente la máxima communio intraeclesial que supone el hecho mismo de la conversión. Se estudia, en primer lugar, la recepción por el Concilio de los anteriores símbolos de la fe (Nicea, Constantinopla, Éfeso y Calcedonia). Luego se pormenoriza la recepción de la disciplina canónica anterior de Concilios hispanos, galos, galos y orientales. Con estas medidas se trataba de restablecer la disciplina canónica, que había sido vulnerada por la herejía arriana y los restos de paganismo que todavía subsistían en la Hispania visigótica.

Palabras clave

Communio, Símbolos, Recepción, Disciplina canónica

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Estudios
Biografía del autor/a

Domingo Ramos-Lissón, Universidad de Navarra.

Pamplona