J. I. Gost e-mail(Inicie sesión) , R. Insausti e-mail(Inicie sesión) , L. M. Gonzalo e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

J. I. Gost e-mail(Inicie sesión)
R. Insausti e-mail(Inicie sesión)
L. M. Gonzalo e-mail(Inicie sesión)

Resumen

106
Hemos desarrollado un anticuerpo monoclonal que marca astrocitos en las 3 especies de mamíferos (humano, mono y rata) testadas. Utilizamos como inmunógeno, tejido de hipocampo extraído de un cerebro humano después de su muerte. El examen neuropatológico del cerebro reveló una angiopatía congofílica. El tejido fue congelado hasta su homogeneización e inmunización por inyección del homogeneizado tisular en ratones de la cepa BALBIC de 8 semanas de vida. Se utilizó un protocolo estandarizado para la fusión de los linfocitos del bazo del ratón con células de mieloma NS-1 carentes de la enzima Hipoxantina Guanina Fosforribosil Transferasa (HGPRT (-1) obteniéndose hibridomas cuyos sobrenadantes fueron probados mediante tests ELISA, técnicas inmunocitoquimicas (PAP y ABC) y técnicas de inmunofluorescencia. El anticuerpo monoclonal obtenido es una IgM, y reconoce una proteína de 43.000 daltons, determinada ésta mediante Western blot. Las pruebas inmunohistoquímicas se realizaron en tejido nervioso humano fijado con paraformaldehído al 4% y ácido picrico al 0,02% mediante perfusión intracarotídea, y seccionado con un micrótomo de congelación a 30 ó 50 um. El tejido nervioso de mono se perfundió por vía transcardíaca sólo con paraformaldehido al 4%, siendo seccionado a 50 um. El tejldo de rata que se fijó inicialmente siguiendo el mismo protocolo de perfusión que se empleó con el tejido de mono, dio mejores resultados cuando se fijó con una mezcla de paraformaldehído al 1% más glutaraldehído al 1,25%, seccionándose a 30 um. El tejido humano fue también fijado, bien con formol tamponado al 10% o con paraformaldehído al 4%, e incluido posteriormente en parafina. Los cortes se intensificaron tras aplicar estas técnicas, con osmio-tiocarbohidrazida. La dilución óptima del anticuerpo se tituló en 1/50-1/100. En todas las especies probadas, los astrocitos, tanto fibrosos como protoplasmáticos, se marcaron intensamente, incluso en sus prolongaciones más finas, tanto en la sustancia blanca como en la sustancia gris. La perfusión de tejido de rata sólo con paraformaldehido al 4%, resultó en un escaso marcaje limitado tan sólo a la glía subpial y a la glía de Bergmann del cerebelo. Su perfusión con paraformaldehído al 1% y glutaraldehído al 1,25% dio un marcaje similar al observado en el tejido humano y de mono. El marcaje resultó nulo en aquellos cortes incluidos en parafina y previamente fijados con formol al 10%; sin embargo, la fijación con paraformaldehído y su posterior inclusión en parafina dieron un marcaje similar al observado en cortes de tejido congelado. Este anticuerpo monoclonal presenta una alta especificidad para la población astrocitaria en el sistema nervioso de mamíferos, pudiendo ser útil en una gran variedad de estudios de situaciones normales y patológicas del sistema nervioso.

Palabras clave

Métricas





Search GoogleScholar


Detalles

Detalles del artículo

Sección
Trabajos Originales