Pablo Blanco e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Pablo Blanco e-mail(Inicie sesión)

Resumen

48
La Reforma luterana abordó el ministerio no sólo desde el ámbito teórico, sino también desde el sacramental y el eclesiológico. Lutero fundamentó el ministerio en Cristo y en la comunidad, a la vez que insistió en el sacerdocio común de todos los bautizados, recordado después por el Vaticano II. La doctrina católica insiste en fundamentar el ministerio también en la Iglesia por vía sacramental. La teología reformada afirma que en el ministerio eclesial o especial basta con la vocación, mientras los católicos sostienen la necesidad de una ordenación sacramental. En fin, el problema aquí expuesto culmina con el tema de la prasucesión apostólica (cfr. UR 22), pues mientras las comunidades luteranas mantienen que basta con una sucesión en la fe apostólica, la Iglesia católica ha insistido siempre en la necesidad de una cadena ininterrumpida en la imposición de manos a partir de los apóstoles 1.

Palabras clave

Sacerdocio, Ministerio, Ordenación, Comunidad, Apostolicidad

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Estudios
Biografía del autor/a

Pablo Blanco, Universidad de Navarra.

Pamplona