Esta revista mantiene un embargo de 3 años respecto a la edición en papel.

Juan Antonio Gil-Tamayo e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Juan Antonio Gil-Tamayo e-mail(Inicie sesión)

Resumen

53
Cipriano de Cartago representa uno de los testimonios más elocuentes de la Iglesia de los primeros siglos respecto a la communio y sus implicaciones. El presente estudio se dirige a explicitar su pensamiento sobre la vinculación existente entre Eucaristía y comunión eclesial a través del análisis de sus obras. Se extrae como conclusión una clara visión de la Eucaristía como sacramento de comunión. A través de ella Cristo realiza la unidad divina de la Iglesia, una unidad que procede de la Trinidad y que es comunicada por Cristo Mediador a los fieles. La Eucaristía es verdadero signo (materializado en el pan, el vino y la participación común) y realización sacramental de la comunión eclesial.

Palabras clave

Cipriano, Eucaristía, Comunión

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Estudios