Esta revista mantiene un embargo de 1 año respecto a la edición en papel.

Carlos de San Antonio Gómez e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Carlos de San Antonio Gómez e-mail(Inicie sesión)

Resumen

16
El cine ha sido pionero del gusto artístico, de la moda y, en ocasiones, de nuevas imágenes arquitectónicas. Piénsese, por ejemplo, en la ciudad futurista de Fritz Lang para Metrópolis (1926), o en la arquitectura aerodinámica del film Things to Come (1936). Sin embargo, la traslación de esas imágenes al mundo real no siempre fue inmediata. Una de las pocas excepciones son las películas musicales americanas de los años treinta, que dejaron su huella en la arquitectura de los dancing o salas de fiesta. Tal es el caso de Casablanca Dancing-Salón de té, una obra de Gutiérrez Soto hoy desaparecida.

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Artículos