Marie-Dominique Goutierre e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Marie-Dominique Goutierre e-mail(Inicie sesión)

Resumen

256
En el pensamiento moderno las ciencias exactas y las matemáticas han llegado a desplazar a la filosofía como lugar de conocimiento verdadero. Si la teología no quiere quedarse en un fideísmo necesita de una filosofía firme como la que ofrece, por ejemplo, Santo Tomás de Aquino. Redescubrir a Santo Tomás de Aquino supone entender el «fin» como «causa causarum», como «causa de las causas». Eso es lo que descubrió Santo Tomás en Aristóteles y lo que olvidó la escolástica posterior, al entender esta noción de causa únicamente de manera metafórica. El artículo examina cómo este principio ilumina las partes de la Suma Teológica que Santo Tomás dedica a Dios, Uno y Trino, y a nuestro conocimiento de Dios, a la creación, a la gracia, etc.

Palabras clave

Finalidad, Relaciones filosofía-teología, Santo Tomás.

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Estudios