Mercedes Blanco e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Blanco, Mercedes e-mail(Inicie sesión)

Resumen

12
Las dos obras satíricas de Quevedo posteriores a 1628, el Discurso de todos los diablos y La Hora de todos, como los Sueños, escritos en fechas más tempranas, pertenecen al género de la sátira menipea. Los dos escritos tardíos, que tienen mucho en común entre sí, presentan algunas novedades notables; por la refinada complejidad de su escritura y la importancia y actualidad de las cuestiones que tocan, estas obras cómicas parecen lastradas de un empeño serio, pero la doctrina que de ellas se desprende puede calificarse sintéticamente como un neocinismo ligado a un escepticismo político, que difícilmente hubiera podido asumir Quevedo en obras no protegidas por la ambigüedad burlesca. En esta evolución de la escritura satírica de Quevedo, es probable que haya contado como elemento impulsor el ejemplo de Trajano Boccalini. Boccalini fue para las causas defendidas por Quevedo un peligroso adversario; para el escritor, un modelo admirado, sin duda, porque había sabido ser a la vez un pensador político y un inventor de ingeniosas ficciones, un escéptico y un apasionado defensor de su causa, un moralista y un gran humorista.

Palabras clave

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Estudios