Georges Güntert e-mail(Inicie sesión)

Contenido principal del artículo

Autores/as

Georges Güntert e-mail(Inicie sesión)

Resumen

69
En este trabajo se sostiene que El Buscón no es un mero continuador de la línea inaugurada por el Lazarillo y seguida por el Guzmán, sino una obra singular que, aun utilizando algunos elementos característicos del modelo picaresco, deja entrever un pensamiento y un estilo muy originales. Para captar la novedad de la escritura quevedesca, basta analizar los primeros tres capítulos de la obra, concebidos, cada uno a su manera, como prefiguraciones. El capítulo I contiene una honda reflexión, poéticamente transformada en imágenes y situaciones cotidianas, sobre ese círculo vicioso que es el mundo. El capítulo II contiene una mise-en-abyme del enunciado presente en la obra: el anhelo de ascensión social del protagonista y su inevitable fracaso. El III tematiza, a través del famoso retrato del licenciado Cabra, el código de la escritura, basado en la tensa relación que existe entre un mundo falto de sustancia y la compensación de tal carencia a través de una escritura ingeniosa, que es lo que más importa a este autor.

Palabras clave

El Buscón, Novela picaresca, Primeros capítulos

Métricas





Search GoogleScholar




Detalles

Detalles del artículo

Sección
Estudios